¿Por qué estudiar teología?

¿Por qué estudiar teología?

Share This:

“Yo no estudio teología porque me complica el mensaje sencillo del evangelio,” me dijo un amigo con tranquila seguridad, planteando que hacer teología es algo riesgoso y que podemos estudiar la Biblia sin presuposiciones teológicas.

De primera impresión parece una noble postura, pues al fin y al cabo, nadie quiere intencionalmente complicar el evangelio de Jesús. A la misma vez es una observación un tanto ingenua porque en el momento que nos acercamos a pensar algo acerca de Dios, sobre aquello que nos trasciende, sobre la dimensión espiritual de la vida humana, sobre el pecado, o sobre la vida, obra e identidad de Jesús, pues estamos haciendo teología.

La pregunta no es si hacemos teología, sino qué tipo de teología estamos haciendo. Cada vez que opinamos algo acerca de Dios estamos haciendo una inferencia de carácter teológico. Por esta razón, en la reflexión anterior, dijimos que la teología cristiana es la reflexión del creyente que busca entendimiento del Dios Trinidad y lo que Dios ha hecho, hace y hará para reconciliar todas las cosas en Cristo Jesús. Se trata de una reflexión crítica sobre la praxis de la iglesia a la luz principal de la Escritura y del contexto de vida contemporáneo. El fruto principal de la teología sistemática son las doctrinas. Las doctrinas son resúmenes conceptuales que hacen referencia a las principales trayectorias temas en la Biblia planteando su relevancia para la vida de la iglesia (p.ej., doctrina de Dios, Jesús, Espíritu Santo, creación, pacto, elección, regeneración, nueva creación, etc)

Por lo tanto, la teología sistemática es necesaria para la dirección sabia del ministerio de la Palabra en la iglesia. Permítame sugerir al menos tres razones por las cuales los cristianos, especialmente la gente en la tarea ministerial, debe estudiar teología.

 (¿Cuáles otras razones añadirías?)

  1. Porque toda persona tiene creencias acerca de Dios o aquella realidad absoluta que nos transciende. Por lo tanto, en un sentido todos somos teólogos. El asunto no es si hacemos teología. El asunto es si nuestra teología es buena o si corresponde al evangelio. Educarse teológicamente nos ofrece una oportunidad para examinar críticamente la coherencia, consistencia y sanidad de las cosas que creemos y practicamos. La teología sistemática nos provee herramientas para auto-analizar las creencias que sostenemos a la luz del testimonio canónico de la Escrituras.
  2. Porque las ideas afectan la vida. La teología Cristiana como reflexión doctrinal ofrece oportunidad plantear la relevancia del evangelio y su protagonista—Jesús el Salvador e Hijo de Dios—al mundo en que vivimos. Nuestras culturas se mueven a base de discursos socio-políticos que intentan hacer sentido de la vida. La manera en que pensamos afecta la manera en que vivimos y la manera en que vivimos informa cómo pensamos como comunidad e individuos. Por ejemplo, el discurso sobre la necesidad del pluralismo ideológico, religioso y otros, ha llevado a las sociedades seculares en Occidente a promover el relativista filosófico como normativo en el espacio público. Al fondo de esta lucha encontramos tanto la competencia por poder definir aquello que es o no es normativo, al igual que una dimensión espiritual. La teología cristiana, debido a su sospecha sobre la naturaleza noble del ser humano, plantea que el Hijo como creador es el único que tiene la capacidad normativa de decidir cual es el propósito de la vida y para qué existimos.
  3. Porque nuestro mundo necesita comprender una visión cristiana que abarque la realidad social. En el Occidente industrializado vivimos en sociedades que han sido cristianizadas. Pero, al igual que Europa, vemos en los centros urbanos un movimiento acelerado hacia una situación post-cristiana. Una situación de vida post-cristiana se ve en una sociedad que ya no comparte valores, virtudes , vocabulario o ética cristiana que quizá una vez eran parte del discurso común publico. Debemos estar dispuestos a entrar en conversaciones intelectuales y existenciales conociendo cómo la fe cristiana en su reflexión teológica se ha acercado y se puede acercar a esta situación. Necesitamos gente que piense teológicamente siendo trabajadores sociales, artistas, novelistas, actores, poetas, maestros, músicos, negociantes, científicos y mecánicos de autos.

 Me parece que la opción no es entre hacer o no hacer teología. La opción es entre hacer teología que atienda a todas las áreas de la vida o no hacerlo, porque siempre hacemos teología de algún modo. El rol la teología en la Iglesia es tanto informar como formar a gente que pueda pensar y actuar con sabiduría y discernimiento en la proclamación del evangelio de vida de Jesus.

2 thoughts on “¿Por qué estudiar teología?

  1. Sencillamente necesario el estudiar teologia
    Nuestras vidas se enriquencen como barros en las manos del Espiritu Santo, la Palaba como agua que el alfarero va derramando sobre nosotros para darnos la forma a El quiere asi veo el estudio de Teologia.
    Gracias por compartir Eddie (amo a mi trio de las 3:00pm)

Comments are closed.

Comments are closed.