Epifanía: Caminando con los Magos de Oriente

Share This:

Tranquilos, no se me agiten, ¡todavia es navidad! Para muchos de nosotros latinoamericanos, la navidad no termina con la despedida de año o año nuevo. Nuestra música, cantos, colores y regalos continuan hasta el 6 de Enero, el Día de los Reyes.

EpiphanyEn el calendario liturgico cristiano se le llama Epifanía. Aqui celebramos la visita de los Magos de oriente a Jesús, que si leemos con cuidado el relato de Mateo 2:1-12 vemos que representan a los gentiles (las gentes no judias).

En los magos vemos que así nosotros venimos. No somos judíos, pero igual escuchamos el anuncio del nacimiento de Jesus. Igual miramos los eventos de la vida, las epifanías cotidianas, y podemos ver que Dios esta presente actuando para liberarnos de la oscuridad que nos asecha. En Jesus, el Cristo, la luz del mundo esta presente.

Visita de los magos

2 Después de nacer Jesús en Belén de Judea, en tiemposdel rey Herodes, he aquí, unos magos del oriente llegaron a Jerusalén, diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque vimos su estrella en el oriente y hemos venido a adorarle. Cuando lo oyó el rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalén con él. Entonces, reuniendo a todos los principales sacerdotes y escribas del pueblo, indagó de ellos dónde había de nacer el Cristo. Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por elprofeta:

“Y tu, Belen, tierra de Juda,
de ningun modo eres la mas pequeña entre los principes de Juda;
porque de ti saldra un Gobernante
que pastoreara a mi pueblo Israel.”

Entonces Herodes llamó a los magos en secreto y se cercioró con ellos del tiempo en que había aparecido la estrella. Y enviándolos a Belén, dijo: Id y buscad con diligencia al Niño; y cuando le encontréis, avisadme para que yo también vaya y le adore. Y habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí, la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo sobre el lugar donde estaba el Niño. 10 Cuando vieron la estrella, se regocijaron sobremanera con gran alegría. 11 Y entrando en la casa, vieron al Niño con su madre María, y postrándose le adoraron; y abriendo sus tesoros le presentaron obsequios de oro, incienso y mirra. 12 Y habiendo sido advertidos por Dios en sueños que no volvieran a Herodes, partieron para su tierra por otro camino.