Los Salmos y el Nuevo Testamento

Los Salmos y el Nuevo Testamento

Share This:

Recientemente compartí una clase de dos horas acerca de los Salmos en la Biblia. Titulé nuestro estudio: La vitalidad de la adoración. Los Salmos para discípulos (descargar La vitalidad de la adoracion 2-bosquejo).

 adoracion_slide

Lo siguiente es una de las secciones que pudimos discutir en clase, pero que demuestran acercamientos a cómo el Nuevo Testamento usa los Salmos en clave mesiánica. 

¿Cómo el Nuevo Testamento usa los Salmos?

1.     Tipología (Uso de tipos): Un acercamiento tipológico a los salmos busca patrones, personas, eventos que sean análogos a dinámicas en la vida de Jesús. Ellis define tipología como “relacionar el pasado y el presente en términos de correspondencia histórica y escatológica” donde patrones de acción divina y humana presentados en la Escritura encuentran complemento en eventos posteriores. Por ejemplo, en el Nuevo Testamento personas como Moisés y David considerados como parte de quién y cómo actúa Jesucristo: profeta , líder de Israel, Hijo de Dios, etc. Igual correlación la encontramos con el tabernáculo y el sistema sacrificial apuntan a realidades que son superadas en el Nuevo Testamento. En los salmos, algunos se relacionan indirectamente con Cristo: Angustiada está mi alma” (Sal. 6:3[4]), En tus manos encomiendo mi espíritu (31:5[6]); “los que me odian sin motivo” (35:19) y “Me siento sumamente angustiado” (42:6).

2.     Típico-Profético: Los autores del Nuevo Testamento hacen la relación entre los sufrimientos y la gloria David y cómo estos tipifican a Jesucristo. Ciertos salmos se presentan cómo predictivos: “Se reparten entre ellos mis vestidos y sobre mi ropa echan suertes (22:18) y le protegerá todos los huesos, y ni uno solo le quebrarán (34:20).

3.     Entronización: Estos salmos del 93-99 celebran cómo se realiza el reinado universal de YWHW-Adonai. El NT identifica a Jesús con el Dios eterno creador y salmos específicos son considerados como apuntando al Mesías de Dios. (cf. Sal. 34:12–16 con 1 P. 3:10–12; Sal. 55:22[23] con 1 P. 5:7; Sal. 90:4 con 2 P. 3:8; Sal. 4:4[5] con Efe. 4:26; Sal. 112:9 con 2 Cor. 9:9; Sal. 116:10 con 2 Cor. 4:13; Sal. 24:1 con1 Cor. 10:26; Sal. 146:6 con Hch. 4:24).

 

Comments are closed.